ALVARRO FIERO & CAMILIO ROJAS
« El color de la calle »
2013

Portfolio, text (Camilio Rojas) and interview (Alvaro Fierro) in « JOIA Magazine n° 26”, CL

EL COLOR DE LA CALLE

« No estaba pensando en ser un artista, yo sólo quería pintar el mundo en el que vivía… »

Pintor de oficio

Escenas de la cotidianeidad cosmopolita, del desorden, del color, de la vida en la calle. Estética rapera, barrial. Los edificios viejos, los amigos en la esquina, la basura, los perros, los árboles de la plaza. Y un joven blanco sacando fotos, conversando con las pandillas, observando detenidamente el entorno ; es Julien Beneyton, el pintor francés que se ha enamorado de la vida barrial y del hip-hop.

Beneyton es un pintor de oficio, un pintor en constante aprendizaje. Llegó tarde a la pintura, pero se ha puesto rápidemente al día. Cuando le preguntamos por su entrada al mundo del arte, ésta fue su respuesta : « Estudié dise_o gráfico. Cuando salí entré a trabajar en publicidad, pero no me gustó para nada. Eso de que la creatividad se limite por los intenses del cliente fuel o que me alejó definitivamente de la publicidad y del dise_o. Un a_o más tarde empecé a pintar escenas ingenuas de la vida con acrílico sobre cartón reciclado, o en paneles de madera. No estaba pensando en ser un artista, yo sólo quería pintar el mundo en el que vivía… Luego, en 1997, fui aceptado en la Ecole des Beaux-Arts de Paris ; durante ese tiempo estuve haciendo exposiciones en bares, o donde se pudiria. El 2001 presenté mi trabajo a un galerista. Pero se fue mal. El 2002 participé en una exposición colectiva de artistas destacados de la Ecole ; fue una exposición importante y yo presenté pinturas de gran formato. Esa vez invité al mismo galerista a echar un vistazo, y al fin me fue bien con eso. Así, el 2003 tuve mi primera exposición individual, y esa, digamos, fue mi entrada en el mundo del arte ».

Y no tiene en mente salir de este mundo. Es que Beneyton pinta como endemoniado. Al ver de la cantidad de pinturas, y el trabajo que se ve tras ellas, la pregunta fue inevitable : ¿Como te organizas ? ¿Cuanto pintas al día? «Estoy pintando eficientemente 8 horas por día, más o menos…
En una tela peque_a tardo una o dos semanas, en una de 1x1m tardo alrededor de un mes, y para una de 2x3m me tomo alrededor de tres meses ».

Ese peculiar realismo naif

Además de trasladarnos a un ambiente callejero, las pinturas de Beneyton nos sumergen en una atmósfera de profundidades distintas, en un ambiente de amigable enrarecimiento. Intentando comprender qué de la técnica de Beneyton es lo que produce este singular efecto, llegamos a la conclusión que se trata de una mezcla entre realismo en el color y las texturas, y algo del orden de lo naif en el uso del color y las formas. Y se lo comentamos. Acá su respuesta: “ Al principio tenía un estilo más ingenuo, más naif, porque simplemente así me salían las pinturas. Mis habilidades técnicas no eran como hoy ; la técnica fui desarrollándola con el tiempo y la práctica. Y así fui evolucionando a un estilo más realista. Además, cuando empecé a pintar trabajaba recordando lo que había visto, hasta que me di cuenta de la necesidad de una documentación, porque sin referencias me resultaba imposible recordar una escena… Así que empecé a recortar imágenes de revistas, y luego a usar mi propia Polaroid… Pero es cierto lo que dices, de alguna manera también está ese toque ingenuo. Y creo que es una buena cosa, porque no quiero hacer hiperrealismo. Esta extra_a mezcla nace de las necesidades para representar todo lo que me gusta, o quizá porque quiero que el público entienda. Así que no me importa distorsionar la perpectiva de un edificio si eso ayuda a la composición…

- La vida en la calle, la vida cotidiana, ¿Cómo decides las imágenes para pintar ?

Mi trabajo trata sobre diferentes aspectos de la sociedad de la que yo personalmente he sido testigo. Para mí, el punto de partida es siempre un encuentro que tengo con una determinada persona o lugar. La mayoría de las veces es porque veo a alguien que me inspira, o veo una situación que me toca y sobre la cual quiero hablar. Y por otro lado están los retratos. A veces me intereso en ciertas personas y les ofrezco retratarlas. En esos retratos hago lo posible por involucrar mis ideas, pero más que una mera interpretación se trata de una especie de colaboración entre mi pintura y la personalidad del retratado. Nos reunimos y hacemos la composición en conjunto : decidimos si el retratado figurará solo o con amigos, con qué ropa estará, en qué lugar, todo…

- El tratamiento del color es algo que se destaca en muchas de tu obras…

La disposición de los colores es muy difícil cuando uno comienza a pintar. Es una gran tentación quedarse haciendo piezas en blanco y negro, o en gamas de grises. Pero cuando uno está aprendiendo, hay que intentarlo…
También es una cuestión de equilibrio y sabor. Me gustan los colores sutles y discretos, pero tengo que romper la armonía con los fuertes y llamativos. A veces necesito un coche rojo, una camiseta azul, un cartel amarillo… Es difícil explicar cómo tomo esta clase de decsiones… voy a decir una banalidad, pero para mí el tratamiento de los colores es más que nada un sentimiento.

< Back